Debes tener dos platos y servilleta.

1- forra el fondo del primer plato con algunas capas de servilletas humedecidas con unas gotas de agua (sin que se encharquen). Luego, coloca tus semillas sobre ellas, permitiendo a cada semilla el mayor espacio posible.

2- Coloca otras capas de servilletas con agua sobre las semillas, agrega agua poniendo atención en quitar nuevamente el exceso y no dejar charco (las semillas no nadan)

3- finalmente, cubrir todo con el segundo plato puesto del revés, para formar una 'concha' - esto creará el ambiente oscuro y húmedo necesario para la germinación.

*Coloca los platos en algún lugar cálido (21º C) y alejado de la luz directa.

*Vigila tus semillas cada día para asegurar que los pañuelos no se hayan secado. Pulveriza los pañuelos con agua, si es necesario.

Después de algunos días verás que las semillas se rompen y sale una raíz. Algunas semillas pueden necesitar 10 días o hasta 2 semanas hasta romperse (siempre manteniendo las semillas húmedas).

Cuando veas que los primeros milímetros de raíz de una semilla abierta, debes transplantarlas muy cuidadosamente a un pequeño tiesto de cultivo con sustrato.

Haz un hoyo de 2-3 mm (máx. 5 mm) de profundidad en el centro, coloca tu semilla en el hoyo (con la raíz hacia el sustrato para que ella siga creciendo hacia abajo) y cúbrela.

Tu planta deberá salir en un plazo de 1 a 3 días.

Producto agregado a la lista de favoritos
Producto agregado para comparar.